Y tú ¿Qué hiciste la nochevieja de 1982?

Pues lo que todo el mundo:ver el especial de nochevieja del ‘1,2,3…Responda otra vez’. Porque el 1,2,3 en los años ochenta no se lo perdía nadie. Es lo que tiene que solo hubiera dos cadenas. Ahora los críos tienen varios canales sólo de dibujos animados, las 24 horas a su disposición. /ironia on/ Muy necesario el amplio horario, porque, como todo el mundo sabe, cuando los niños consumen más televisión es a las 3 de la mañana… /ironía off/.

Si embargo, en mi infancia los dibujos eran de lunes a viernes de 5 a 6 y media y los sábados y los domingos después del telediario. Y YA. Cuando le cuento esto a mi hijo, no se lo cree. A veces incluso diría que le veo temblar un poco sólo de imaginar cómo sería vivir así. No lo asimila.

Por eso, todos los de mi quinta nos acordamos del ‘Sopa de Amor’, por ejemplo, que salió esa nochevieja en el 1,2,3. Sinceramente, yo creí haberlo olvidado, pero no, al ver el video, me he retrotraído 32 años (glup) hasta el comedor familiar donde recuerdo a alguien decir: ‘Mira, los hijos de la Rocío Durcal. Qué monos’.

En ese programa también salieron los dos pájaros que os muestro a continuación. Son Pancho y Javi, los guaperas de ‘Verano azul’. Algún lumbreras pensó que se forraría a su costa explotando el tirón que tuvieron entre las adolescentes de la época. Obviamente se equivocó. ¿Y por qué? ¿Acaso no siguieron las adolescentes con devoción enfermiza la eterna rivalidad de ambos por agenciarse el amor de la voluptuosa Bea?…

En mi opinión, no contaron con el ‘Efecto Chanquete’ (bueno, que eran patéticos también ayudo bastante a su fracaso). La muerte de Chanquete lo solapó TODO. Esos mindundis ya no tenían luz propia. Eran los ‘de la serie de Chanquete que al final se muere y todos lloramos lo que no está escrito’. Ahora lo recordamos difuminado por el efecto del tiempo, pero aquello fue LA BOMBA. (Yo no he podido volver a escuchar la sevillana ‘ No te vayas todavía, no te vayas por favor’ sin recordar el episodio de marras. Hasta pesadillas tuve. Otro trauma p´al saco. Menuda generación, madre mía. Tengo que escribir un post entero sobre ésto. Se llamará: ‘Los niños de los 80: la generación más lacrimógena de la historia: Heidi, Marco, La casa de la pradera)…

Bueno, regresemos desde el país de las digresiones de nuevo al vídeo y al 1,2,3: Pobres niños del público…se les ve en la cara que no entienden nada. Todos traumatizados de por vida. Y pobre elefante. Ahí dando cabezazos al compás cuando lo que de verdad le hubiera gustado es salir en estampida y aplastarlos a todos.

Y nos quejamos de la tele de ahora…

Anuncios

8 comments

  1. Julio G. Alonso · marzo 2, 2015

    Algunos tuvimos infancia de “tele”. Porque eran los años sesenta en los pueblos y a muchos de ellos no llegaba la señal. Pero el 82, ni me acuerdo. Posiblemente pasaría sin tele y en familia. No lo sé.
    Salud.

    Le gusta a 1 persona

  2. Julio G. Alonso · marzo 2, 2015

    Comentario anterior: …algunos tuvimos infancia SIN “tele”. ¡Ahora, sí! Salud.

    Le gusta a 1 persona

    • Tavilac · marzo 2, 2015

      ¡Hola Julio! Bienvenido. Yo recuerdo que en casa de mis abuelos no había televisión cuando era pequeño, por no haber, en la casa de mi abuela materna, no había ni agua corriente, tenían que ir a por agua en cántaros (y te estoy hablando de los 70 y 80, creo que allí llegó el agua en los primeros 90) y al pronto me cogía unos mosqueos importantes, pero después, ni me acordaba de la tele. Ahora 30 años después recuerdo los veranos con nostalgia, precisamente por eso. ¡Un saludo!

      Me gusta

  3. cajadesordenada · marzo 4, 2015

    Madre mía, ¡jajajajaja! No se si me ha inquietado más el show de los mendas o la apacible obediencia del elefante. Quizás haya visto muchos vídeos de elefantes pateando gente. Las cosas que se hacían antes. Me han encantado este y otros relatos que he leído, son muy divertidos. ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  4. Pablo Vázquez · marzo 14, 2015

    Toni, está muy bien pero estás desenterrando monstruos y no hablo del elefante.
    Lo de generación traumática sí, más que la del Vietnam. A los dibujos que dices hay que sumar Banner y Flappy y los de Jackie Jackie vagabundo. Aunque Spiderman de dibujos también era para llorar.
    Además de dibu traumas suma también que los que te sacamos 4 o 5 años éramos “dibuanarcas” porque habíamos visto Pippi Calzaslargas (niña que vive sola con un mono+caballo+superfuerza+alcohólica+politoxicómana y pasando de cualquier autoridad que vaya a dos patas) Y qué decir de Vicky y su amiga, dos niños que salvaban con su inteligencia a un pueblo de vikingos bárbaros, borrachos y con muy pocas luces. Un abrazo.

    Me gusta

  5. Pingback: Tavilac | Ultimate Wanker Press
  6. Orkinus · abril 11, 2016

    Me faltaban dos meses para nacer

    Le gusta a 1 persona

  7. papa bicho raro · abril 14, 2016

    No me acuerdo de la nochevieja de ese año, pero si de la muerte de chanquete… Yo a esa edad pensaba que todo lo que pasaba en la TV era verdad 😦 menudo disgusto…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s