¡Es gratis!

En España nos pirra lo gratis. Yo creo que es uno de los rasgos que mejor nos definen como país. Da igual lo que se regale, que el buen español lo cogerá (y si puede coger para él y para regalar a la familia mejor, que también somos muy familiares). A veces, cuando voy al híper y veo a la pobre azafata montando el stand de cafés Nespresso y a media de docena de energúmenos esperando a que termine, no puedo evitar establecer comparaciones con un documental de la 2: la pobre chica es una ñu moribunda y los cafeinómanos ansiosos una manada de dragones de Komodo esperando a que estire la pata para devorarla con saña.
En ese sentido el vídeo siguiente es de lo más gráfico (y vergonzoso). Ocurrió en la Feria del Turismo (FITUR) de 2007:
.
.
Yo estoy seguro de que en el colegio más retrógrado de Utah o de Wisconsin, esos donde no les gusta mucho la ciencia y prefieren enseñar a sus jóvenes que venimos del barro, les pusieran este vídeo, se convierten todos en fieles defensores de la Teoría de la Evolución y fanses acérrimos de Darwin. ¿Que no? Hagamos la prueba. Buscad las 7 diferencias:
.
.
En España triunfa lo gratis, es un hecho. Que hay que ir en calzoncillos, a la pata coja y a las cinco de la mañana a buscar el vale descuento de cinco euros en maquinaria pesada que ofrece Gruas Peláez, pues se va. Y cuando llegues ya habrá varias docenas de jubilados en calzoncillos abanderado y camiseta imperio de toda la vida, haciendo cola. Y ojito, si regalan comida, cuidado, he visto a señoras pelearse como gatas en celo por un vaso de chocolate en las fiestas de mi barrio. Que no me lo ha contado nadie. Que lo he visto yo. Supongo que obedece a un instinto ancestral de acaparar alimentos para la época de escasez. No deja de ser un mecanismo de supevivencia. Como ponerte a reventar cuando vas a un buffet libre. ¿Quién sabe cuándo será la próxima vez que volverás a comer? Que en la última glaciación las pasamos canutas, tú. 

Puedo parecer exagerado, pero estoy seguro de que si alguien ofreciera, qué se yo, mierdas pinchadas en un palo gratis, tendrían su público.

Todo este rollo viene a colación por la situación extraña y vergonzosa que presencié hace poco. Estaba haciendo cola para pagar el almuerzo cuando, por la tangente se ha colado un señor, mediana edad, bien vestido, bien alimentado, que tras decir algo así como ‘vycogernoscaramelos’ ha metido la zarpa en el cuenco de los caramelos de cortesía y se ha llevado el 90% dejándonos a los presentes ojipláticos perdidos. Seguramente alguno habrá pensado ‘mierda, tengo que ser más rápido la próxima vez’, pero a la mayoría nos ha dado bastante vergüenza ajena.

Cuando veo este tipo de cosas, no puedo evitar pensar que quizás no hayamos evolucionado tanto…
 
Anuncios

6 comments

  1. chus · marzo 27, 2015

    Typical Spanish 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Gi · marzo 27, 2015

    ajajajajaa Yo he sido azafata en Fitur durante varias ediciones, tengo anécdotas para aburrir y vergüenza ajena para regalar (esa, ni gratis la quieren) 😀

    Le gusta a 2 personas

  3. Las tejas rojas · julio 1, 2015

    tenemos que reconocerlo, somos unos impresentables!
    que me decís de las meriendas o almuerzos gratuitos cuando son fiestas? hasta navajazos hay por coger un bocata de bacon

    Me gusta

  4. yoanamalaga67 · julio 1, 2015

    Si es que por mucho que se diga seguimos siendo el país de la pandereta y la mayoría de las veces la gente no tiene vergüenza propia ninguna pero en lo ajeno sí que se fijan mucho… Me gustaría que vieras cómo se pone Torremolinos el día de la fiesta del Turista que regalan un platito de paella a cada visitante… ni dinero que me dieran encima esperaría yo las colas que se forman… Un beso. PD.:¡¡¿¿amigo lo de “ojiplático” se lo has robado a la Laurita Paussini??!! 😉

    Le gusta a 1 persona

  5. 76sanfermo · mayo 9, 2016

    Tranquilo , que no solo a los españoles le apetece lo gratis …
    No voy mas a los “vernissages” porque los amantes del arte se echan sobre el “buffet” , como bárbaros hambrientos , dejando al pobre artista, pintor/escultor/fotógrafo en un rincón, solo, con sus obras abandonadas……

    Le gusta a 2 personas

  6. torpeyvago · mayo 9, 2016

    De las siete diferencias, sólo he encontrado una: Los macacos parecen más educados.
    De lo de la evolución, no estoy de acuerdo. El oportunismo es siempre la cumbre evolutiva de cualquier rama biológica con éxito: Mosca común, cerdo jabalí, oso pardo, regaliz —planta—, estornino, concejales de urbanismo con sobrino cartero para llevarle los sobres…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s