Reflexiones absurdas. Hoy: cuentos navideños con cerdos como protagonistas.

“Olivia se prepara para la Navidad”, “Feliz Navidad, Peppa”… Me fascinan los libros de temática navideña protagonizados por cerditos/as. Si os paráis a pensarlo, son aterradores. Porque, vamos a ver… ¿De qué están llenas las mesas navideñas si no es de productos derivados del cerdo? Os imagináis, qué se yo, un cuento titulado “El corderito Pascualín, se prepara para la Pascua” o “¡Feliz Acción de gracias, pavo James!”.

1555464_10153736525794564_8674539451810451335_n

Miro las portadas de los libros y, en el caso de Olivia, yo veo a una cerda a la que han puesto a hacer galletas para que se entretenga, porque mira que tiene que ser entretenido hacer galletas teniendo pezuñas, pero que cuando menos se lo espere, será sacrificada y servida durante la cena del día de Nochebuena con patatitas y una manzana en la boca.

1937027_10153736525849564_1971560847059112246_n

Y en cuanto a Peppa. Ay, Peppa. Si yo fuera tú, no me fiaría del tío de la barba, a ver si cuando te quieras dar cuenta, estas dentro de su saco, camino del matadero. Es un consejo que te doy.

Yo creo que los peques, en su candor, no lo asocian, y que, seguramente, sea yo el que tiene la mente retorcida, pero imaginad la escena… Nochebuena. Tú te has asegurado de que tu progenie ha leído las aventuras de las cerditas anteriormente mencionadas y, como el que no quiere la cosa, durante la cena les ofreces un poco de ‘Filetes de Peppa Pig empanados’ o unas ‘Lonchitas de jamón de Olivia Ibérica’. Ya verás qué risas… O no.

Anuncios

4 comments

  1. A. Losa · diciembre 31, 2015

    Creo que, en su inocencia, no asocian lo uno con lo otro. Si no, menudos traumas infantiles arrastraríamos todos. Jaja
    Feliz año

    Le gusta a 2 personas

  2. extranjerita · enero 2, 2016

    Bueno, a mi siempre me fascinaban los cerditos felices en la publicidad de jamón… Y, por cierto, un detalle interesante: la pobre Olivia tiene tambien un “pijama de rayas” muy característico de los campos de concentración nazi. Y esto me hace aún más triste, demasiadas asociaciones conlleva para la parte judía de mi sangre…

    ¡Feliz año nuevo! Te deseo a tí y a todos nosotros que ni este año, ni más adelante nos toque la suerte de los pobres cerditos, aunque sea en el sentido metafórico, político, existencial u otro…

    Le gusta a 1 persona

  3. Estrella RF · noviembre 25, 2016

    Los niños piensan de una manera distinta a los adultos Yo creo que la muerte para ellos no existe como tal. Recuerdo que, cuando era pequeña, sujetaba el pollo mientras mi abuela le desangraba y lo veía de lo más natural, no recuerdo que me causara ningún trauma. Sin embargo, ahora mismo pienso en la atrocidad que se le hacía al pobre pollo y ahora mismo no sería capaz ni de mirar…
    Peñña y Olivia, para los peques, seguirán vivas y coleando cuando pase Navidad.

    Le gusta a 1 persona

  4. torpeyvago · noviembre 26, 2016

    Yo me reconozco mala gente. Harto como estaba de escuchar al «Pou» pidiendo que jugasen con el a las tantas de la mañana, decidí vengarme. Puse unas patatas a asar en el microondas con unas pimientas como ojillos. ¡No veas lo bien que se lo pasaron lo críos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s