‎Por eso los domingos son como son‬

Y al séptimo día Dios descansó, (y, tirado en su nube más cómoda, se comió dos kilos de pipas barbacoa mientras cambiaba canales compulsivamente en su televisor de megaplasma).

Anuncios

6 comments

  1. Veronica · abril 12, 2015

    ¡Ohhh! Estoy alcanzando el estado de divinidad. 😉

    Le gusta a 1 persona

  2. torpeyvago · mayo 1, 2016

    «Tafaltao» la cervezuela o un megablancocaseratamañoportavionesenjarracafría para pasar las pipas «pa» dentro, pero en general, lo veo adecuado a la realidad consuetudinaria dominguera.

    Le gusta a 1 persona

  3. carlos · noviembre 27, 2016

    Y cuando llegó el Lunes se encontró algo cambiado porqué pidió para desayunar una hamburguesa doble con Pepsi-Cola

    Le gusta a 1 persona

  4. anacentellasg · noviembre 27, 2016

    Amén

    Le gusta a 1 persona

  5. Leire · noviembre 27, 2016

    Pero al menos no tiró las cáscaras al suelo y luego se largó diciendo “los barrenderos también tienen que trabajar”.

    Le gusta a 1 persona

  6. Estrella RF · noviembre 27, 2016

    Y terminó con los labios agrietados de tanta pipa y le echó la culpa al mismo Lucifer…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s