Me pica un pie

​Me pica un pie, pero estoy tan calentito aquí debajo de la manta, dormitando en el sillón orejero reclinable, que pensar en abrir los ojos y moverme me da mucha pereza. ‘Ya se pasará’, pienso, y con el poder de mi mente le lanzo mensajes al pie para que deje de picarme. Pero no lo consigo. Y ahora el picor es más intenso. Y parece que se extiende por la pierna. ‘Yo soy más fuerte que un miserable picor’, pienso de nuevo. Y el picor parece querer demostrarme lo contrario y persiste, el maldito, y llega un momento en que ya no puedo pensar en otra cosa que en el picor, el picor lo inunda todo y entonces RAS RAS RAS RAS…tú ganas canalla…RAS RAS RAS RAS RAS…picor del averno, sal de mi pie, yo te lo ordeno… RASRASRASRASRASRAS. Hombre ya. A tomar por saco el picor (y parte de la epidermis de mi pie)….Vaya, ahora me ha entrado hambre, y me apetecería mandar la dieta al garete y comerme medio paquete de galletas Granola con chocolate, pero para eso tengo que ir hasta la cocina, y estoy tan calentito aquí debajo de la manta…

Anuncios

2 comments

  1. Francisco J. Martín · enero 17

    Jajaja, veo que acabas en la cocina !

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s