Lo que me cuentan

Cuenta la bisabuela que, antiguamente, había que ir a lavar al río.

Cuenta el yayo que a mi edad, ya trabajaba en el campo.

Cuenta la yaya que para ir al colegio, tenía que andar 10 km.

Cuenta papá que entregó su sueldo íntegro en casa, hasta que se casó.

Cuenta mamá que, en los 80, se agarraba unos ciegos de campeonato, se acostaba con todo bicho viviente y fue musa de varios grupos de la movida.

(Bueno, a mí me cuenta que trabajaba y estudiaba, pero la pobre es tan torpe con su Facebook…)

Anuncios

One comment

  1. torpeyvago · mayo 1, 2016

    Al principio me he reído. Luego he sonreído. Después la sonrisa se ha desviado, añadiendo nostalgia. Al final ¡mecagüen la leche! ¡yo también soy un abuelo cebolleta! ¡Tuve flequillo y ahora «me se» ve el cartón! ¡Yo también me «aviné»! ¡Yo también tengo fotos comprometedoras! ¡Y de eso hace mucho tiempo, tanto que iba conciertos de Barón Rojo —y de Miguel Bosé cuando empecé con la propia—! Y, jmmm, bueeeno, menos mal que no había ni librocaras ni piopío y ni guasá —sí guasa, pero femenino, que no es lo mismo la guasa que el guasá— que si no, qué ejemplo le iba a dar a mis hijos…

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s