¡Que se le van las vitaminas!

Le acabo de hacer un zumo de naranja a mi hijo. Cuando se lo he puesto delante, él ya estaba en su mundo, haciendo dibujos invisibles en la pantalla táctil de su tablet, completamente absorto, y entonces yo le he dicho: ‘Diego, deja eso y bébete el zumo, QUE SE LE VAN LAS VITAMINAS’.
Ya soy padre cinturón marrón. O algo.

PD: ¿A dónde van los besos no dados? ¿Los ‘te quiero’ nunca pronunciados? ¿Las vitaminas hipervolátiles que ‘desaparecen’ de los zumos de naranja de los niños lentos?

Anuncios

8 comments

  1. María Míguez · marzo 29, 2016

    Jajaja. Creo que se van a ese mundo imaginario y lleno de dibujos de nuestros hijos!😆😆

    Le gusta a 2 personas

  2. Clara María (Jackie) · marzo 29, 2016

    jajajaja. Hay que ver… No sé qué tendrán los zumos de naranja… A mí me pasó esto hace un tiempo con el zumo de naranja: https://historietasdeaquiydealla.wordpress.com/2016/02/21/cuando-seas-vieja-cosas-que-pasan-cuando-hay-ninos-15/

    Le gusta a 1 persona

  3. herreiere · marzo 29, 2016

    La entropía de la paternidad.

    Le gusta a 1 persona

  4. Pingback: ¡Que se le van las vitaminas! | bibliotecadealejandriaargentina
  5. Llave de Cristal · marzo 29, 2016

    Qué risa! Y qué final tan poético para una historia casera de vitaminas evanescentes.

    Le gusta a 1 persona

  6. LoveAinara · marzo 29, 2016

    Son frases celebres que todo padre/madre debe pronunciar en algun momento de su vida, tipo : “he dicho que no y punto” o “si no te acuestas pronto no vienen los reyes”.. jaja y lo poco que les gustan las vitaminas oye, porque a mi siempre me toca colarle el zumo, porque no le gustan los cachitos, que son las vitaminas.

    Le gusta a 1 persona

  7. 76sanfermo · marzo 29, 2016

    Good question.
    Adonde van…..?
    Se pierden enel aire, en el viento ,en el medio ambiente, quizás …..

    Es una verdadera lastima , mejor si tomamos el zumo , decimos te quiero y besamos a todo el mundo ,sin esperar ni un minuto mas!

    Le gusta a 1 persona

  8. Artefloralpararrumiantes · marzo 30, 2016

    ¡Malditas vitaminas! Son como los amores esquivos, nos pasamos la vida corriendo detrás de ellas. Enhorabuena por este estupendo blog.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s