Una simple pajarita de papel

Me acuerdo como si fuera ayer. De hecho, creo que es uno de mis primeros recuerdos. Mi abuelo Francisco estaba conmigo en el pediatra. Yo no debía tener más de tres o cuatro años porque mi abuelo murió cuando yo tenía cinco. De eso también me acuerdo perfectamente.

A mí, eso de ir al médico no me gustaba un pelo y, por mucho que me regalaran palitos, no me compensaba en absoluto que primero me lo hubieran incrustado hasta el gaznate -con la consiguiente arcada- y ni mucho menos podía estar tranquilo sabiendo que , a veces, después de ir al médico tocaba ir al practicante -tengo el olor de su consultorio grabado a fuego en alguna parte recóndita de mi cerebro- a que me pinchara en el culo.

El caso es que para entretener la tensa espera mi abuelo sacó de su bolsillo una pajarita de papel. No era la típica pajarita que hacen los oficinistas cuando están aburridos. Yo diría que tenía forma de golondrina.
Pero lo más fascinante es que esa pajarita… ¡movía las alas!

Así fue cómo, una simple pajarita de papel, quedó irremediablemente ligada a mi abuelo Francisco.

Caprichosa Doña Memoria: ¿Cómo escoge usted los recuerdos que merecen perdurar por siempre?

Cuán importantes son los pequeños gestos. Muchas veces nos obcecamos en el ‘cuanto más azúcar, más dulce’ y nos olvidamos de que estamos tratando con niños. Que hay que procurar llenar sus vidas de magia, sí, pero magia de la que podemos hacer en casa, a base de cariño, empatía e imaginación. Quererlos mucho, hacerles caso. Cuando crezcan ya se encargarán de escoger sus ‘pequeñas cosas’ (seguro que nos sorprenden), los recuerdos a los que volverán en más de una ocasión, por los más variopintos motivos…

Anuncios

4 comments

  1. Las tejas rojas · julio 27, 2015

    tienes toda la razón, además son los pequeños detalles o tonterías las que se quedan grabadas en forma de recuerdo y asociados a alguna persona en particular. Mis hijos que ya empiezan a ser mayores de vez en cuando se acuerdan de cosas que jamás pensé se les quedaría grabadas. Bonita entrada

    Le gusta a 1 persona

  2. 76sanfermo · marzo 27, 2016

    Perfectos consejos!

    Le gusta a 1 persona

  3. Dan O. · marzo 30, 2016

    El ala torcida de una abeja, una arruga en la camisa, tres piedras minúsculas sobre el felpudo.
    Increíble.

    Le gusta a 1 persona

  4. Momentos del Alma · noviembre 22

    Bello motivo para eacribir, Tantos recuerdos que se tiene de la niñez,

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s