El 1,2,3 responda otra vez, cómo nos comunicábamos en el pleistoceno y el trauma absoluto de los 80: la muerte de… no puedo, no puedo decirlo sin llorar.

El “1,2,3 responda otra vez” en los años ochenta no se lo perdía ni el Tato. Esto es así. De hecho, uno de mis TRI (Top Recuerdos Infantiles, esos que por muchos años que vivas ya no vas a olvidar jamás porque están ubicados en un estante de honor dentro de tu cocorota), tiene que ver con este programa.

Si cierro los ojos puedo verlo con más claridad, qué paradoja (con vuestro permiso voy a abrirlos, porque estoy en la cinta del gimnasio quemando lorza, al tiempo que escribo esto, y no es menester romperse la crisma)… Marchando musiquita de arpa de recordar (🎶plim-plim-plim-plim🎶): ahí estoy yo, jugando en la plaza de enfrente de mi casa, cuando alrededor  de la hora de inicio del programa en cuestión -bastante temprano, sobre las 21:30, nada que ver con las horas intempestivas a las que empieza el prime time ahora en España, y que para un alemán es ya madrugada cerrada- mi madre aparece en el balcón (de un quinto piso) y, como si fuera la pregonera mayor de las fiestas del pueblo, una de esas figuras de los relojes centroeuropeos que salen por una puerta, le arrea un mazazo a una campana y después vuelve a esconderse por otra, o directamente una gárgola dotada de vida y cuerdas vocales superpotentes Full Dolby Surround, me avisa, a grito pelado, de que suba, que empieza ya el programa.

¡ANTONIOOOOOO SUBEEEEEE QUE EMPIEEEEEEEZA EL UNDOSTREEEEEEEESSSSSS!

Porque aunque ahora nos cueste creerlo, crecimos sin dispositivos móviles de comunicación a distancia. Y había que buscarse la vida. Y oye, gracias a mí, a mi madre y a nuestro rudimentario a la par que efectivo sistema, todos los niños del barrio, (o de la provincia, si mi progenitora había calentado la voz), sabíamos cuándo debíamos de acabar con el intercambio compulsivo de cromos de la Liga 84-85 que se llevaba a cabo en la placeta, y subir a ver el 1,2,3 o a cenar o a lo que fuese.

En fin, el caso es que todos veíamos lo mismo en la tele. Es lo que tiene que solo hubiera dos cadenas. Ahora los críos tienen varios canales sólo de dibujos animados, las 24 horas a su disposición. /ironia on/ Muy necesario el amplio horario, porque, como todo el mundo sabe, cuando los niños consumen más televisión es a las 3 de la mañana… /ironía off/.

Si embargo, en mi infancia los dibujos eran de lunes a viernes de 5 a 6 y media y los sábados y los domingos después del telediario. Y YA. Cuando le cuento esto a mi hijo, no se lo cree. A veces incluso diría que le veo temblar un poco sólo de imaginar cómo sería vivir así. No lo asimila el pobre.

Esto era tó-era tó-era todo, amigos. Si os lo leéis veréis que anunciaban episodios nuevos de los Picapiedra (que llevaban 25 años emitiendo en los USA)

Y por eso, todos los de mi quinta nos acordamos del ‘Sopa de Amor’, por ejemplo, que salió una nochevieja en el 1,2,3. Sinceramente, yo creí haberlo olvidado, pero no, al ver el video, me he retrotraído 32 años (glup) hasta el comedor familiar donde recuerdo a alguien decir: ‘Mira, los hijos de la Rocío Durcal. Qué monos’. Ahora nadie les daría una oportunidad. Al día siguiente los destriparían en el Sálvame. Y dotarían a la letra de significados inquietantes. Pero entonces no, era algo cuqui e inocente. Como todos nosotros.

santiago_segura

Je, je… ¿Queréis probar mi sopa de amor? Es de nabo.

En ese programa también salieron los dos pájaros que os muestro a continuación. Son Pancho y Javi, los guaperas de ‘Verano azul’. Algún lumbreras pensó que se forraría a su costa explotando el tirón que tuvieron entre las adolescentes de la época. Obviamente se equivocaba. ¿Y por qué? ¿Acaso no siguieron las adolescentes con devoción enfermiza la eterna rivalidad de ambos por agenciarse el amor de la voluptuosa Bea?… Ahora se harían llamar a sí mismas las Panchers y las Javiers y se pondrían verdes las unas a las otras por Twitter y Snapchat. Sin embargo antes, habrían tenido que conformarse con escribir a la Super Pop, o emplear otros medios más directos y dolorosos para debatir sobre estos temas con las del bando contrario, sí.

Retira lo de que Pancho tiene cara de drogadicto. Retíralo o te saco los pelos. Pancho se casará con Bea y vivirán en el barco de Chanquete.

Veamos el vídeo (están las dos canciones, la de Pancho y Javi en primer lugar, y después la de los hijos de la Dúrcal y Junior) y después seguimos desvariando/comentando:

En mi opinión, los productores de este engendro musical no contaron con el ‘Efecto Chanquete’ (bueno, que eran patéticos también ayudo bastante a su fracaso). La muerte de Chanquete lo solapó TODO. Fue un gol por toda la escuadra a nuestta inocencia. Todos jijí jajá con Tito y Piraña y el Telerriba y que Bea es mujer, y de golpe ¡ZAS! LA BOMBA. Esos mindundis ya no tenían luz propia. Eran los ‘de la serie de Chanquete que al final se muere y todos lloramos lo que no está escrito’. Ahora lo recordamos difuminado por el efecto del tiempo, pero aquello fue TREMENDO. (Yo no he podido volver a escuchar la sevillana ‘No te vayas todavía, no te vayas por favor’ sin recordar el episodio de marras. Hasta pesadillas tuve. Otro trauma p´al saco. Menuda generación, madre mía. Tengo que escribir un post entero sobre ésto. Se llamará: ‘Los niños de los 80: la generación más lacrimógena de la historia: Heidi, Marco, La casa de la pradera)…

Captura2

-Y te quiero tanto que iría a buscarte al fin del mundo, cari. -Sí, ya…

Bueno, regresemos desde el país de las digresiones de nuevo al vídeo y al 1,2,3: Pobres niños del público…se les ve en la cara que no entienden nada. Todos traumatizados de por vida. Y pobre elefante. Ahí dando cabezazos al compás cuando lo que de verdad le hubiera gustado es salir en estampida y aplastarlos a todos.

Y nos quejamos de la tele de ahora… 🙂



VIERNES DANDO LA NOTA

Viernes dando la nota

El Viernes dando la nota es un carnaval de blogs en el que todos los blogueros participantes dejamos una canción y entre todos hacemos del viernes un día lleno de música.

Si quieres participar, sólo tienes que publicar en tu blog una entrada con una o varias canciones que te gusten, que signifiquen algo especial para ti, que quieras que descubramos, que no puedas quitarte de la cabeza… y enlazarlo al Viernes dando la nota. ¡Tienes tooooooda la semana hasta el siguiente VDLN!

Recuerda viejas canciones, rememora momentos, conoce nuevos artistas, y sobre todo, ¡baila, canta y diviértete!

Si quieres saber más, conocer las reglas, y cómo participar puedes verlo todo aquí.

Si quieres ver los blogs que participan esta semana, pincha en el botón de la rana azul. 😉

Anuncios

2 comments

  1. tumpitula · marzo 24

    qué curioso! normalmente cada vez que publico recomiendo una o varias canciones… y yo sin saber que no estaba siendo nada original jajajajaja

    Le gusta a 1 persona

  2. Rafa Hernández · marzo 24

    Si vamos unos diez años atrás en el tiempo y con la tele en blanco y negro, casi, casi, como yo. Feliz semana.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s