Misterios insondables de mi infancia: ¿A dónde se fue la mamá de la gallina Co-co-ua?

Hoy la cosa va de gallinas. Me he dado cuenta de que las gallinas, por lo que sea, quizás porque son unos animales extraños, como dinosaurios pequeñitos con plumas, o porque hacen unos ruidos muy cómicos como si fueran señoras hablando del ‘Misterio de Puente Viejo’ puestas de Chinchón, eran muy utilizadas como fuente de inspiración entre los compositores de música infantil de mi época. 

Los que, como yo, fuisteis críos en los 70 y los 80 y ahora sois padres o tíos, estaréis de acuerdo conmigo en que una cosa que nos caracteriza como generación es el gusto por martirizar a nuestros hijos y/o sobrinos con ‘nuestras’ canciones. Cualquier ocasión es buena para sofronizarles el hipotálamo entonando a las primeras de cambio las cuatro frases que recordamos de ‘Comando G’, ‘La batalla de los planetas’ o cualquier otra canción de la mítica Super Discolandia.

0-51

Que levante la mano el que se sepa de memoria todas y cada una de las canciones de abajo ¿Tú? Enhorabuena. ERES MATUSALÉN, pero tienes buena memoria. 

.

DISCO 1

01 Parchís -Twist del colegio

02 Regaliz – Transformación

03 Gabi, Miliki, Fofito y Milikito – Navidad con paz

04 Grupo nins – Don Óptimo y Don Pésimo

05 Regaliz – Guillermo

06 La flauta de los pitufos – Los pitufos no son iguales

07 Chantal Goya – La muñeca

08 Gabi, Miliki, Fofito y Milikito – Como me pica la nariz

09 Parchís – Don Diablo

10 Grupo nins – El mundo de Ruy

11 Parchís – funky town

12 Regaliz – Rock de los proscritos

13 Parchís – Comando G

.

DISCO 2

01 Parchís – Dime que me quieres

02 Grupo nins – Viva la felicidad

03 Tito y Tita – El osito Misha

04 Regaliz – Do, re, mi

05 La flauta de los pitufos – pitufar

06 Los barbapapá – El viaje de los Barbapapá

07 Grupo nins – Asterix

08 Parchís – Fin de curso

09 Tito y Tita – Natasha

10 Parchís – La batalla de los planetas

11 Emilio Aragón – A volar

12 John Williams – El imperio contraataca

Si no les gustan nuestras canciones nos lo podemos llegar a tomar como algo personal. Por descontado, quien habla de canciones habla de series. Nuestras series: ¿¡¡¡¡Cómo puede preferir el bonsai ver la serie de la cansina esta de Dora la Exploradora (una niña con serios problemas de percepción visual y espacial, que nunca ve nada, que se cree que sabe inglés porque suelta un ‘delicious’ de vez en cuando y a los que los servicios sociales deberían retirarle la custodia a sus padres, por dejarla ir sola a la selva, con todos los problemas mentales que tiene, con un mono con botas y un mapa que habla, seguramente ambos fruto también de su enferma imaginación), que los episodios, que digo episodios…¡joyas!, que le he conseguido de Ulises 31 por Dios!!!!

10917041_10153023703759564_8334140008899575947_n

¿Veis como yo tenía razón cuando os decía que Dora la exploradora no es trigo limpio? Aquí la tenéis, siempre montando el pollo a la menor ocasión. 

Sin embargo, cuando se da el caso contrario y las canciones añejas les gustan nos alegramos mucho y es como si nuestro niño nos comprendiera mejor y tuviera mejor gusto. Es entonces cuando decimos o pensamos eso de: ‘Míralo, los mismos gustos que su padre, si es que es clavadito a mi’.

Hoy traigo a este espacio dos canciones que Diego solicita con la vehemencia a que nos tiene acostumbrados. Dos canciones de mi época que han resistido el paso del tiempo, y que aun hoy mantienen intacta su capacidad de fascinación, de tenebrosidad (si es que ésta palabra existe) y, por qué no, de absurdez.

La primera es ‘La gallina co-co-ua’ interpretada por la sin par Ana del dúo Enrique y Ana. La canción va de una gallina depresiva (y, por lo fácil que se deja coger, algo drogada diría yo), que no habla el idioma de las otras. Es diferente. Afortunadamente sus congéneres no son como los hermanos del patito feo y en lugar de marginarla relegándola al ostracismo y el vagabundeo, les va más la vena pedagógica y prefieren enseñarle su canción para que se integre, lo que dice mucho de ellas.

Es ideal para ponersela a los niños/as que aun no hablan, porque si se la pones a un crio en la fase de los porqués te pueden llegar a destrozar :

-¿Por qué se va la mamá de coco-ua?¿Se portó mal? Si yo me porto mal ¿tambien me abandonarás?

-¿A dónde se fue la mamá de coco-ua? ¿Se fue con otro gallo?

– La tía Concha dice que la tía Engracia es más puta que las gallinas. ¿Qué es puta? ¿La gallina Co-co-ua es puta? 

-¿La sopa de gallina que haces es del cadáver de la mama de co-co-ua?

-¿Los huevos que nos comemos son pollitos muertos?

Y ale, trauma al canto.

Esta cancion es uno de los máximos exponentes de lo que yo denomino generación trauma y de la que os hablaré en otra ocasión porque merece un post aparte. Una generacion marcada por series y canciones donde se sufre y se llora mucho. Así de neuróticos hemos salido.

El siguiente vídeo (aparentemente) no tiene nada que ver con el anterior excepto porque sale una gallina de protagonista. Se trata de la Gallina Turuleca (aunque en mi casa siempre ha sido ‘turuleta’, pero en mi casa no somos de fiar porque también llamábamos ‘Amelio’ al mono de Marco, hasta que años después lo vi escrito en alguna parte y pensé: ‘lo han escrito mal. Es Amelio, no Amedio’, incapaz de asumir el triste error en el que estuve sumido toda mi niñez) y corresponde a otra corriente de mi infancia: la canción absurda.

Los maximos exponentes de este moviento serían ‘Los payasos de la tele’ y sus canciones con letras como‘Susanita tien un raton chiquitín que come chocolate y turrón y bolitas de anís. Le gusta el futbol el cine y el teatro, baila tango y rock and roll” Pobre hamster de Susanita, siempre me he compadecido de él. Menudas perrerías le hacía al pobre bicho.

En fin, volvamos a la gallina Turuleca. Turuleca tiene un desorden psíquico. Pone huevos en todas partes menos en donde tiene que ponerlos. La vecina que la adquirió tampoco es que haya hecho muy buena compra, la verdad. Eso si, es una gallina moderna, adelantada a su tiempo, que usa tanga, y tiene las piernas igualicas que las de Ana Obregón.

Llegados a éste punto los dos que hayáis llegado hasta aquí estaréis predispuestos a leer ya cualquier cosa así que me atrevo a aventurar una teoría conspiranoica: la madre de la gallina Co-co-ua y la gallina Turuleca son la misma gallina, en dos fases diferentes de su existencia. La madre de la gallina Co-co-ua no podía desarrollar sus habilidades como danzarina en el corral del pueblo perdido en el que vivía y se marchó a un pueblo más grande a probar suerte. Por eso NUNCA pone huevos en el corral. Como no triunfó, se volvió loca y tuvo 10 hijos más (o viceversa). Como veis, una historia cruel y desgarradora sobre gallinas, vidas truncadas y showbusiness que merecería una película dirigida por Almodóvar o un programa de ‘Hay una cosa que te quiero decir’ en el que la hija de la gallina Co-co-uá se reencuentra con su madre y le dice con todo el rencor que no le guarda rencor y le relata la mierda de infancia que tuvo por su culpa, pero sin rencor. 

(Si hay algún psicólogo en la sala puede optar por darme la razón y encontrar una base científica que respalde mi teoría o darme terapia a mí mismo, que también me hace falta.)

pirado-loco-manicomio-chistes

La gallina Turuleca… ¡Es la madre de la Gallina Co-co-ua! ¡Todo tiene sentido!

Finalizo este despropósito de post con una reflexión…¿Por qué venden tanto, aún hoy, Los Lunnies? ¿Y los Cantajuegos? Pues porque están hechos exclusivamente para niños, y actualmente, la musica creada expresamente para ellos es muy poca, por no decir nula. Los niños se “adultizan” (mira, ya me he inventado dos palabras, de aquí a la R.A.E, oye) cada vez antes. Se han borrado las barreras y los peques cantan las canciones de Madonna, o de Shakira en inglis pitinglis como si no estuvieran diciendo, “ven, que te voy a comer to lo negro”. Si yo fuera productor, me pondría las pilas. Está comprobado que los niños arrastran a sus padres a comprar lo que sea y que cuando el producto está bien hecho los niños lo demandan, que digo lo demandan…¡Lo exigen! EXTRABONUS: personas sensibles, abstenerse. Si a mí, con lo que yo soy para los payasos (LOS ODIOOOOOO, soy coulrofóbico perdido) me llegan a llevar al circo y sale el individuo del vídeo a cantar la gallina Co-co-uá, salgo huyendo y no me pillan hasta el juzgado para pedir la emancipación de mis padres por sufrimiento intelectual (lo siento si es una celebridad en algunos paises de ayende los mares. A mí me da mucho yu-yu). ¿Exagerado? Venga ya, no me digáis que vosotros veis aparecer a un tipo con barba cerrada, la cara blanca y un comportamiento errático (¿drogas? ¿Alcohol?¿algodón de azúcar?) por los alrededores de vuestra casa ocultándose entre la arboleda y os quedáis tan tranquilos. Llamáis a la guardia Civil, fijo. O a un exorcista.

Con ustedes, Cepillín, el payaso tenebroso:

Los 40 son los nuevos 30

Entra en LaBlogoteca a valorar este blog

Anuncios

13 comments

  1. Martes de cuento · abril 9, 2015

    😀 😀 😀 ¡Muy bien, “Amelio”! Tu análisis es muy bueno.
    Y ahora, para subir nota, me resumes en un folio las consecuencias psicológicas que puede tener sobre los tiernos infantes el contenido de esta canción:

    El cocherito, leré
    me dijo anoche, leré,
    que si quería, leré
    montar en coche, leré.

    Y yo le dije, leré
    con gran salero, leré,
    no quiero coche, leré
    que me mareo, leré.

    El nombre de María
    que cinco letras tiene:
    la M, la A, la R,la I, la A.
    MA-RÍÍÍÍ-A.

    Le gusta a 1 persona

    • Tavilac · abril 9, 2015

      Pues no te lo vas a creer, pero tengo algo sobre esto en borradores que tengo que desarrollar. Este tipo de canciones a mí me parecen de lo más ‘disturbing’. Frases como ‘ Agáchate y vuelvete a agachar, que los agachaditos no saben bailar’ son tan crípticas que deben encerrar mensajes subliminales ocultos, porque si no, no se entiende. 😀 La del cocherito es bastante bizarra también. El que la escribió debía estar bajo los influjos de alguna otra ‘María’. 😀 ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

      • Martes de cuento · abril 9, 2015

        😀 😀 😀 ¡Dudaba entre poner una y la otra! Yo creo que ante estas canciones, los propios rosacruces se harían cruces 😀 😀 😀
        Espero impaciente la entrada que dices.
        ¡Feliz día! 😉

        Le gusta a 1 persona

  2. Veronica · abril 9, 2015

    Llego al final con el cerebro dislocado y algo de envidia. Nunca imaginé, ni siquiera para hipotetizar (¡yo también puedo crear RAE!) que Turuleca podría ser madre. Ahora que me lo haces pensar (con mi salud mental en frágil estado como dije) puede que tengas razón. Pienso en Les Luthiers y en su tema La gallina dijo Eureka y me dan ganas de armar el árbol genealógico de las gallinas más famosas. Seguro son parientes. 😀 😀 😀
    Saludos risueños.

    Le gusta a 1 persona

    • Tavilac · abril 9, 2015

      Hola Verónica! Jajajaja! Esto del árbol genealógico no lo dejes pasar, que luego viene la Universidad de Wichita o la de Oregón y te copia la idea para hacer unos de esos estudios que luego salen en todos los medios. Si me preguntan yo diré que tú lo pensaste primero!! 😀 ¡Un saludo grande!

      Le gusta a 1 persona

  3. Aurora Losa · abril 9, 2015

    Calla, calla. Mi madre no me podía dejar sola con esa canción ni para ir al baño, me entraba una angustia.

    Le gusta a 1 persona

    • Tavilac · abril 9, 2015

      ¡Jajajaja!¡No me extraña Aurora! Si es que yo no sé la fijación que tenían con amargarnos la infancia. Si en un día, por una de aquellas tenías la mala suerte de escuchar ‘La gallina Cocoua’, ver un episodio de Heidi y otro de Marco, y luego te llevaban a ver Bambi, acababas traumatizado perdido, pensando que lo normal es que tu madre se fuera, te abandonara o se muriera y te pasabas los días con el resquemor de que eso ocurriera. Y, si como yo, viste de pequeña Cañas y Barro, no te digo nada: trauma máximo ( ¿en qué debían estar pensando mis padres para dejarme ver eso?) 😀

      Me gusta

  4. Anne Friesner · abril 14, 2015

    😦 siempre pensé que era la Gallina TURULETA no Turuleca. Mi infancia ha sido una gran mentira

    Le gusta a 1 persona

  5. Las tejas rojas · junio 18, 2015

    Me acabas de hundir en la misera, de verdad el mono no se llamaba Amelio ni la gallina Turuleta???? pues llevo toda la vida (que tengo como tu, la edad de matusalén) equivocada, aunqueee que no!, que no puede ser!, que los que se han equivocado son ellos.
    Yo hice en un festival de navidad la canción de la gallina Turuleta con baile incluido cuando era una niña y mis tres hijos se la saben con escenografía y todo, la canción de marco, la de “en un puertoooo, italianoooo…..” también y anda que no era cruel esa serie, como la de Heidi, ambos abandonados a su suerte, recorriéndose el mundo….jajajajja normal que estemos tan destrozados (mentalmente digo), si encuentras al psicólogo dispuesto a ayudarte me avisas, que también voy a la consulta e igual nos hace un 2×1
    un saludo

    Le gusta a 1 persona

  6. eldiariodesensi.wordpress.com · junio 18, 2015

    Todos cantamos mono Amelio y gallina Turuleta. Ya está bien de que nos intenten confundir. Estoy convencida de que eso es un complot bien urdido para enloquecernos. Me niego a decir Turuleca, la mía siempre será Turuleta.
    Me ha gustado mucho tu post.

    Le gusta a 1 persona

  7. lluismanuelg · marzo 9, 2016

    Jajajja tremendo post. Felicidades. Miliky te queremos, vuelve 😜

    Le gusta a 1 persona

  8. Leire · octubre 26

    Yo tenía el Discolandia, pero no era ése. Tenía otras canciones: Ya estás aquí, queridísimo hermano; Yo quiero reír, quiero jugar; y otras muchas más de las que ahora no quiero acordarme. De todos modos sí puedo decir que la de la gallina cocouá es una de las canciones más tristes que he oído en mi vida.

    Me gusta

  9. Leire · octubre 26

    Y Ana Anguita qué mona era. De Enrique mejor no hablamos, ése tomó otros derroteros. Qué pena, qué pena, qué pena.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s