Póngame un helado de búho moribundo, por favor…

Ayer, paseando por la bellísima Granada, nos paramos en el escaparate de una heladería bastante pintoresca. Cada sabor venía con su atrezzo correspondiente. Hasta aquí todo relativamente normal, excepto para los muy escrupulosos, que automáticamente se preguntarán si todos los cachivaches instalados directamente encima del helado habrán sido debidamente desinfectados —sé de lo que hablo, vivo con una de esos especímenes—, o de los curiosos, que se preguntarán también de inmediato, de qué demonios estará hecho el helado de ‘pitufo’ o de ‘minion’, si sus ingredientes habrán tocado tierra alguna vez, o por el contrario, habrán sido creados en un laboratorio, como la araña que picó a Spiderman (sí, ese soy yo).

El caso es que la decoración en algunos casos, podía resultar afortunada, pero en otros, causaba hilaridad, lo que a mí me viene muy bien, porque a pesar del abismo generacional que cada vez más se interpone entre mi hijo y yo, resulta que, vayan ustedes a saber por qué, le hago gracia y se descojona con mis ocurrencias. Un arma de doble filo, he de decir, porque no todos los públicos son tan agradecidos cómo él, y cuando he tratado de extrapolar los chascarrillos que a él le provocan lágrimas de risa a otros foros, mis ocurrencias suelen causar caras de estupor y arbustos del oeste rodando en un campo yermo y desierto de sonrisas.

Y es por esto que cuando vimos que el helado de piña llevaba encima un búho moribundo (hecho con una piña que debió ser recolectada en algún momento impreciso del siglo pasado), el de limón con unas tortugas-escarabajo que no invitaban precisamente a su consumo (mucha venta, como podéis observar, no está teniendo, igual tendrían que replantearse la estrategia con el limón, y poner un limón a secas, a veces menos es más), o el helado de chocolate picante, con unas guindillas incrustadas en él, (que deben haber sido cultivadas en la vega de Chernóbil y que bautizamos enseguida como ‘helado de uñas de satán’), pues nos entró la risa floja. Y me puse a hacer fotos para ilustrar aquel despropósito de escaparate y por ende, este despropósito de escrito.

wp-image-166201258jpg.jpgwp-image-1883906104jpg.jpgwp-image-2132653545jpg.jpg

Y es por esto que cuando vimos que el helado de piña llevaba encima un búho moribundo (hecho con una piña que debió ser recolectada en algún momento impreciso del siglo pasado), el de limón con unas tortugas-escarabajo que no invitaban precisamente a su consumo (mucha venta, como podéis observar, no está teniendo, igual tendrían que replantearse la estrategia con el limón, y poner un limón a secas, a veces menos es más), o el helado de chocolate picante, con unas guindillas incrustadas en él, (que deben haber sido cultivadas en la vega de Chernóbil y que bautizamos enseguida como ‘helado de uñas de satán’), pues nos entró la risa floja. Y me puse a hacer fotos para ilustrar aquel despropósito de escaparate y por ende, este despropósito de escrito. Mientras inmortalizaba este paradigma del más vanguardista arte culinario contemporáneo (cuánto daño ha hecho Masterchef), unos chavales ya curtiditos, de los que están empezando a conocer otros significados de la palabra ‘entradas’ se acercaron y comenzaron a hacer fotos también. Yo que me había venido arriba con las risas de mi heredero, pensé: mira, he creado escuela. Y sacando al marujo que todos llevamos dentro, observé por el rabillo del ojo cuál era el objeto que pretendía inmortalizar uno de esos viejóvenes. ¿Sería el helado de buho moribundo, el de cucaracha espacial, el de uñas de satán? Pues no, el hombre estaba disparándole bolas a un Pokémon. Cuando lo cazó, se dirigió a sus colegas y se acercaron a pedir un helado.

No es menester un gran análisis para esta situación. Ni hay moraleja, ni por supuesto crítica. Tanto él como yo estábamos cazando. Yo, algo con lo hilvanar una historia, el otro, seres digitales ficticios que puede sonar extraño, no te digo yo que no, pero que son un juego más, un divertimento como cualquier otro. Ahora que lo pienso, quizá el buho moribundo no era tal. Igual era un Picachu, oye.

Anuncios

8 comments

  1. 76sanfermo · julio 27, 2016

    Muy divertida, la intención, pero un montón de dudas sobre la higiene!

    Le gusta a 1 persona

  2. torpeyvago · julio 27, 2016

    Al principio divertido. Al final, una agridulce sensación de saber que llevo razón: Ya sé, desde hace algún tiempo, por qué no dejan de escribirse relatos de zombis.

    Le gusta a 1 persona

  3. Elficarosa · abril 28

    Jajajajaja, dime donde está, que vaya por dios a echar un vistazo, ajajajaj. Soy de Granada.

    Le gusta a 1 persona

    • Tavilac · abril 29

      ¡Hola Elficarosa! No recuerdo el nombre de la heladería, pero creo que estaba bastante cerca de la plaza de las Romanillas (allí es donde nos alojábamos y no debía de estar a más de 5-10 minutos). El texto es del verano pasado así que si pasas por ahí y ves que mi amigo el buho moribundo aun sigue allí, dímelo por favor. 😀 #LiberadAlBuhoMoribundo
      ¡Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  4. Estrella RF · abril 29

    ¡Qué buenos eran aquellos tiempos en que se veía lo que se comía! entonces no había necesidad de maquillarlo con emplatados de última moda… Ha estado muy bueno el escrito pero muy poco apetecible el helado, al menos para mí.
    Te he nominado en mi blog, si quieres pasarte… (no temas, no tengo helados)
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Tavilac · mayo 1

      Muchas gracias Estrella por esa nominación que has dejado en tu blog. Muy honrado de que hayas pensado en mí blog para realizarla. Pero sobre todo muchas gracias por tus excelentes comentarios que tanto aportan siempre. ¡Un abrazo! 😊😘😘😘

      Le gusta a 1 persona

  5. Rodolfo · mayo 2

    Vaya, y creia que el helado de lunetas o el frappe unicornio era lo más extravagante que habia visto 😅

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s