Niños repelentes. Hoy: el cansino

La primera vez que vi este vídeo me ruboricé como una colegiala:

.

Sí amigos, en cuanto terminé el visionado, la dichosa arpa de recordar se puso a sonar como una loca (♫Plim-plim-plim-plim♫) provocando que recuerdos sublimados y enterrados muy, muy abajo en el iceberg de la conciencia, aflorasen a la superficie. Y sentí una punzante vergüenza al percatarme de que el comportamiento de un dibujo animado, era calcadito al mío propio durante mi más tierna infancia.  

Me veo a mí mismo, una especie de niño Joselito, al que solo le faltaba cantar ‘Campanera‘.

10482798_10152487867959564_5199843848557332567_n

♫Por qué hah pintao tus ojeeeeraaaah, la flor de lírio reaaaaaah♫

Y veo a mi madre atareada haciendo la casa y yo: ¡dame un duro, dame un duro, dame un duro!
Y mi madre: no, que te compras chicles.
Y yo: no, no, chicles no (chicles sí, cómo me conocía y me conoce la jodía) dame un durodameundurodameunduro…

Y yo, me doy cuenta ahora de que era un adelantado a mi tiempo, porque, como no me hacían caso, como si fuera un despertador digital comenzaba a aumentar el ritmo, pero sobre todo, el volúmen:

DAMEUNDUROVaaaaaDAMEUNDUROVAAaaaaaAADAMENUNDURO VAAAAAMAMI… (Que al final las palabras dejaban de tener sentido y ya, ni sabía lo que decía)…UNDUROUNDURODUNrundundorudUDOUNDORdoru…
Y mi madre: no que te compras chicles, te los tragas y se te pegan en el estómago y te mueres (Manual de frases ancestrales para madres, página 2, versículos 5-6)…
Y Yo: no, que no me los trago…
Y mi madre: ¿Pero no decias que el duro no era para chicles?
Y Yo: (Glup, me la ha vuelto a jugar, es más lista que yo)…Ehmmm…Ehmmm…¡Que no!!¡Que m’ iquivocao! ¡BUUAAAAH! Dameundurodameundurodamenunduro… ¡BUAAAAAAAH!
Hasta que al final, unas veces me daba el duro por puro aburrimiento y otras me acababa ganando una colleja, o ejecutaba uno de sus archifamosos lanzamientos con efecto de zapatilla ninja voladora que, escuchadme bien NUNCA fallaban, aunque estuviera el mueble-bar o la mesita camilla por enmedio

Pero…!Basta de recuerdos! ¡Mi hijo no será tan pesado como su padre! (Hmmm…¿O sí?).

Anuncios

4 comments

  1. eldiariodesensi.wordpress.com · agosto 16, 2015

    El cansinismo es una característica intrínseca del niño, sea de la época que sea. A uno de mus hijos hubo un tiempo en que lo bauticé como “el penoso”. Lo veía venir y decía: ” ya viene por ahí el penoso”. El penoso es ese niño que llora a velocidad de crucero, sin pausa pero sin prisa, y que te persigue como un perrillo faldero. Casi que me quedo con el cansino.

    Le gusta a 2 personas

  2. herreiere · agosto 17, 2015

    Los niños que no piden dinero de chiquitos pero se las arreglan para conseguir lo que quieren. Crecen para ser sindicalistas.

    Le gusta a 1 persona

  3. junior · marzo 2, 2016

    Me cuerda a mi hijo cuando se ponia asi jajajajaj

    Le gusta a 1 persona

  4. junior · marzo 2, 2016

    Disculpa quería decir me recuerda a mi hijo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s