Adiós, operación bikini. Hola, operación túnica.

Esta mañana, he hecho un llamamiento al espacio infinito sideral para que cumpla con su función, esto es, conspirar para hacer realidad mis sueños, anhelos y deseos.

Como entiendo que el universo tendrá una lista de espera acojonante, sobre todo después de que Coelho y compañía se hayan ido de la lengua con las virtudes mágicas del cosmos, para facilitarle el asunto, me he inventado un rito catalizador que consiste en plantarme delante del espejo y, durante veinte minutos, repetirle a mi reflejo el siguiente mantra:

“¡Energía cósmica del universo: que mis lorzas se evaporen durante la noche, como lágrimas en la lluvia. Hazme perder un quintal para, por orden de importancia, poder meterme en el traje de la BBC (Bodas, bautizos y comuniones) y lucir tableta abdominal en verano! ¡Hazme perder peso, yo te lo ordeno!”.

“¡Hala! ¿Y ha funcionado?¿Cuánto has perdido?”, me preguntarás (para hacerlo tú también, claro, porque tu concepto de lucir tableta es bajarte a la playa con la tabla de lavar la ropa que heredaste de tu tía Ambrosia”). Y yo, pues te responderé la verdad: que he perdido en total la friolera de…. veinte minutos. (Bueno, en realidad he engordado 300 gramos, porque he pensado: “bah, como el universo me va a hacer adelgazar, me puedo comer medida docena de galletas Granola, mientras hace efecto, ¿no?”).

Así las cosas, he decidido olvidarme de la operación bikini, y poner en marcha el plan B. Lo voy a llamar la ‘Operación Túnica by Demis Roussos’ con el que, además de adelgazar, y rendir homenaje a un grande, (en todos los sentidos), pienso forrarme.

Pensadlo, con la túnica todo son ventajas:

  • Disimulan las lorzas como ningún otro atuendo.
  •  Se acabaron los cinturones y las apreturas.
  •  Vas fresquito, ventilado y puedes ir con los huevos colganderos.
  •  Puedes reciclar las telas de las cortinas.
  •  En lugar de señalarte con el dedo y decirte: “mira, ahí va un fanegas que no tiene respeto por su cuerpo que es su templo”, la gente dirá: “¡Mira, es Dumbledore!”
  •  Facilita mucho los rolletes veraniegos. En un plis-plas, túnica arremangada, y al lío.
  •  Llama tanto la atención que no hace falta que te peines nunca más. (Al amigo Roussos le funcionaba).
  •  Los creativos del Carnaval de Tenerife, Cádiz y Vinaroz tendrían trabajo todo el año.

PD: Busco socio capitalista, que no le tenga miedo a los retos (ni al fracaso) para volver a poner la túnica de moda.

PD II: ¿Cuándo nos hemos vuelto tan aburridos? En los 70 no tenían sentido del ridículo, probablemente porque todos estaban medio ciegos debido a los brillos de las lentejuelas, al LSD, o a una combinación letal de ambas cosas, pero no puedo evitar pensar que, al lado de estos personajes setenteros (Roussos, Abba, Tony Ronald, Bowie, etc, etc, etc), Lady Gaga, Christina Aguilera o Miley Cyrus no son más que unas mojigatas conservadoras jugando a ser transgresoras. He dicho.

Anuncios

9 comments

  1. Ana Fernández Diaz · mayo 21, 2016

    He hecho el ritual! No me ha funcionado. Mañana voy al rastro a comprar tela para la túnica….

    Le gusta a 2 personas

    • Tavilac · mayo 21, 2016

      ¡jajajaja! El universo no está muy por la labor, parece así que… ¡Viva las túnicas! 😀

      Le gusta a 1 persona

      • Ana Fernández Diaz · mayo 21, 2016

        Eso si, yo me pondré una monísima en seda de un tono discreto, nada de rayas ni estampados grandes, ni por supuesto nada de animal print!!
        Con un largo minifaldero y favorecedor. El glamour que no falte!!

        Me gusta

  2. antoncaes · mayo 21, 2016

    Jajajaja. Muy bueno, lo que me he podido reír no lo he echo, pero reír me he reído. 😉 Viendo el efecto del conjuro creo que me voy ahorrar los veinte minutos y dedicarlos a una empanada de almendras que tengo en la despensa. 😀

    Le gusta a 1 persona

  3. A. Losa · mayo 22, 2016

    Con lo de Dumbledore me has matado. Jajaja

    Le gusta a 1 persona

  4. luisjuli2 · mayo 22, 2016

    Y túnicas de tallas grandes sabes dónde puedo encontrar? Jajajaja. Me encanta la entrada!!!

    Le gusta a 1 persona

  5. torpeyvago · mayo 23, 2016

    No sé si me ha funcionado o no. Como tenía la boca llena de pastas de vino con el medio azumbre de leche de cabra sin desnatar, lo único que he logrado es llenar el espejo de palominos y una bronca de mi señora.
    ¡Original entrada! —e idea, sobre todo, lo de reciclar cortinas—.

    Le gusta a 1 persona

  6. omduart · mayo 26, 2016

    jajaja. Yo te ayudo poniendo de moda los 70 así las túnicas volverán por su propio pie!

    Le gusta a 1 persona

  7. Jejeje que bueno !!
    Habrá que probarlo, aunque no sé, no sé….
    Saludos !!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s