Microfotorrelato. Hoy: El autoestopista

Definitivamente, le gustaba salir a hacer autostop. Caminar sin rumbo, libre y sin ataduras, acompañado tan solo de una mochila que iba llenando, poco a poco, con los sueños e ilusiones de aquellos a los que se cruzaba en el camino. Bueno, y también del afilado cuchillo de carnicero con el que se los arrancaba de cuajo, claro.

Anuncios

2 comments

  1. Fabio Descalzi · 27 Days Ago

    Sí, lógico. Hay que hincar el diente a fondo, ¿no?

    Le gusta a 1 persona

  2. The Askmaster · 24 Days Ago

    Reblogueó esto en Directas & Indirectasy comentado:
    Vaya vuelta de tuerca. ¡Lo compartimos! a ver si alguien más le da un aventón, y a ver de paso me arranca el sueño del alma.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s