La Chorimorfosis

No creo que pueda pedirse mucho más para ser un lunes por la tarde, pensó Gregorio Samsánez, concejal de Urbanismo, mientras dormitaba en su despacho. Ese día había recibido varios sobres de esos que tanto le gustaban y, en unos minutos, jugaba al pádel con un expresidente del gobierno. No quería llegar tarde, así que intentó abrir los ojos, pero no pudo. Tampoco logró moverse. Ni gritar.
Él no podía saber que, durante la siesta, se había transformado en un chorizo de cantimpalo. Ni que su mujer yacía sobre el sillín de la bici estática, convertida en chistorra. Ni –por fortuna- que su perro, Lex, estaba a punto de encontrarlos y devorarlos a ambos.

Anuncios

4 comments

  1. Aurora Losa · marzo 2, 2015

    Me gusta tu sentido del humor. jaja

    Le gusta a 1 persona

  2. Tavilac · marzo 2, 2015

    ¡Muchas gracias Aurora! Un placer conocerte, Y… nos leemos. 🙂

    Me gusta

  3. Pingback: La Chorimorfosis | bibliotecadealejandriaargentina
  4. antoncaes · noviembre 3, 2016

    Jajajaja Con los de chorizos que he hecho como se conviertan en políticos vamos listos. 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s